CAPÍTULO XXVII

Paco y Antxón irán al corazón del gobierno provisional de los alzados, en Burgos, para intentar ayudar a Amelia y su hijo Lucas. A su vuelta, en la Cárcel de Saturrarán tendrán una inesperada dificultad.

El General de Intencia, Evaristo, amigo de Paco. En el centro, entre el Obispo y la Superiora de la Mercedarias

Gracias a los fieles lectores por seguir cada día, cada capítulo. Está siendo una magnífica experiencia. Mañana editaremos, para terminar esta novela, el epílogo y los poemas que acompañan Saturrarán 1936.

Reitero mi especial agradecimiento a María Jesús Beristain que creó y mantiene esta página-mjberistain– , a Roberto Lastre de Arte Activo Ediciones y a Jose Mari Leclerq-comedurasdetarro.com.

A partir de mañana, y mientras dure el confinamiento, publicaremos la novela Gafas de no ver por capítulos, como hasta ahora. Es una obra erótica- festiva, más apropiada para superar estos momentos. Además, seguiremos con la sección de Relatos Amables que espero que también os guste. Ánimo

CAPÍTULO XXVI

Penúltimo capítulo:

Ocurre dentro de la Cárcel de Saturrarán, Rosa vivirá el peor día de su vida que le confinará para siempre en aquél lugar. La mar, las montañas y el cielo escucharan los lamentos de aquellas madres; todavía hoy, los mayores de Ondarroa recuerdan con escalofríos los gritos inhumanos que inundaron el valle.

Rosa, detrás Amelia con Lucas.

Saturrarán 1936

Arte Activo Ediciones

CAPÍTULO XXV

Ramón, el secretario del Gobernador Militar, lee en el Boletín la nueva política de separar a los niños de las madres rojas para evitar contagios ideológicos. Avisada Mentxu del peligro inminente de su hermana y sobrino en la Cárcel Nacional de Mujeres de Saturrarán, recurre a Antxón que se ha convertido en un próspero hombre de negocios. Idean un plan.

Frontera de Ibardín. Paco tenía amigos en ambos lados

Quedan dos capítulos más

De la novela Saturrarán 1936.

Arte Activo Ediciones

CAPÍTULO XXIV

Bilbao está sitiado y próximo a caer. Krispín decide abandonar su permanente huída hacia el oeste; deja a Locuras en el Izarra, y vuelve sobre sus pasos para trabajar en Ondarroa, próximo a Saturrarán, cerca de su mujer e hijo presos en la Cárcel Nacional. Tendrá que atravesar las líneas nacionales e intentar sortear los peligros que acechan en su recorrido.

Pulse sobre la imagen para ver su contenido

Columna de prisioneros nacionales conducidos por los gudaris en Bilbao a las líneas franquistas para evitar que sean fusilados por exaltados.

Saturrarán 1936. Arte Activo Ediciones

Quedan cuatro capítulos

CAPÍTULO XXIII

Antxón vive en La Rochelle, el mayor puerto del Atlántico, haciendo lo que mejor sabe, pescar. Una serie de circunstancias le llevarán a conocer a Paco, simpático hombre de negocios que llegará a ser su amigo y tendrá un papel determinante en su vida. Antxón descubrirá que alrededor de la guerra se mueven muchos intereses económicos y será tentado por ellos. Les affaires sont les affaires, esta frase de Paco lo justificará todo.

Paco, el hombre de negocios y nuevo amigo de Antxón.

Saturrarán 1936. Arte Activo Ediciones

CAPÍTULO XXII

Miles de críos, los niños de la guerra, son separados de sus padres y embarcados en mercantes para escapar de los horrores bélicos a distintos destinos como Inglaterra, Francia, Holanda y la URSS, en la creencia que la contienda duraría unos pocos meses. Muchos no volverían jamás. Locuras y Krispín sirven con su pesquero a la Marina de Guerra de Euskadi en un nueva función como auxiliar de práctico en el puerto de Bilbao. Krispín no soporta seguir alejándose de Amelia y Lucas, y toma una decisión drástica.

El Izarra cargado de niños llega a Bilbao desde Bermeo, donde deberan embarcar en un mercante rumbo a Europa en busca de protección

Si te interesan las guerras sufridas en San Sebastián, curiosidades y anécdotas, vete a comedurasdetarro.com una delicia

CAPÍTULO XXI

Antonio Vallejo Nájera, Director de los Servicios Psiquiátricos del Ejército Nacional, amigo personal de Franco y alumno aventajado de los nazis, trató de descubrir el gen rojo, que idiotizaba a la izquierda. Demostró la inferioridad de la mujer así como la relación inequívoca entre los rojos y la debilidad mental. Había que impedir su descendencia y, si la hubiera, separar a los niños para evitar su contagio. Partidario de regenerar la raza humana prescindiendo de esos seres rojos con desordenes psicológicos. Fue la eminencia del franquismo y fundamento de su ideología y esencia.

Pulsar sobre la imagen para ver el texto

En San Sebastián, brillante conferencia de Antonio Vallejo Nájera sobre la degeneración de la raza durante la República y el gen rojo

CAPÍTULO XX

Ramón, el apuesto teniente, secretario del Gobernador Militar, es seducido por Mentxu a beneficio de su hermana y sobrino, presos en la Cárcel de Mujeres de Saturrarán, y en perjuicio de Antxón, corneado en todos los sentidos por los nacionales. El cinturón de Bilbao deja de ser un secreto gracias a la deserción de su autor y director, el ingeniero Goicoechea, a los nacionales. El ejército republicano de Euzkadi se ve forzado a retroceder ante el avance de los franquistas apoyados por la aviación alemana e italiana, sin que el cacareado Cinturón les proteja.

Pulse la foto para acceder al contenido

Cinturón de Hierro de Bilbao

CAPÍTULO XIX

El pesquero Izarra, atracado en Bermeo, necesita ser reparado. Krispín lleva el motor de arranque a la zona industrial de la vecina Gernika, lugar sagrado y simbólico para todos los vascos, donde conviven en paz todas las ideologías, rojos y azules. Es día de mercado y está muy concurrido. De pronto, la Luftwafe ataca la villa con calculado esmero, haciendo ordenadas y medidas pasadas con bombas de gran capacidad destructiva, otras de acción retardada e incendiarias, y ametrallando a sus habitantes. Nunca antes se había cometido una salvajada más terrible, injusta e innecesaria.

Gernika recién bombardeada por la Luftwafe.

Quedan ocho capítulos de Saturrarán1936 (Arte activo Ediciones). Al inicio de este confinamiento se quedó en la imprenta a punto de ver la luz, mientras tanto decidimos publicarla en este formato para compartirla con los más próximos. Maria Jesús Beristain –mjberistain.com– creó en un par de días esta página y es coadministradora; la mantiene. Visitad su página, vale la pena.

El autor y los lectores agradecidos.

CAPÍTULO XVIII

El mercante Yorkbrook llega a Bermeo, procedente de América, con abundante armamento para la República, el bou Bizkaia le escolta. Éste ha logrado huir del crucero nacional Canarias, que se ensaña cerca del Cabo Matxitxako con los valientes tripulantes del bou Nabarra en la más desigual y heroica batalla naval. Locuras regala a Krispín un momento inolvidable.

Pulsar sobre la imagen para ver el contenido.

Krispín con antiguos compañeros en el bou Bizkaia, refugiado en Bermeo después de la batalla de Matxitxako.

CAPÍTULO XVII

Antxón, desanimado, decide volver a luchar con los suyos. El mercante Galdames, en el que retorna, ocupará, sin saberlo, un lugar en la historia al desviar la atención del crucero nacional Canarias, que debía haber apresado al buque que traía de América un importante cargamento de armas para la República. El artillado bou Nabarra, uno de los barcos escoltas del Galdames, se enfrentó heroicamente cerca del Cabo Matxitxako al imponente buque de guerra; su desigual lucha causó la admiración hasta de sus enemigos, que perdonaron la vida de los supervivientes.

Batalla Matxitxako

Ya solo quedan diez capítulos. Ánimo.

CAPÍTULO XVI

Las presas con hijos tenían que sobrevivir por el fututro de los niños; clavaban las uñas en el cielo para permanecer en la tierra. Pero no siempre fue posible y las nubes se hacían jirones en su adiós. Unas se demenciaban y clamaban por la muerte de sus carceleras, pero ¿cómo asesinar a una monja en un entorno como la Cárcel de Saturrarán?, sin dejar rastro, sin que sus compañeras pagaran por el homicidio. Alguna lo intentó…

Pulsar en la imagen para abrir el contenido.

Sor Jacinta.