CAPÍTULO XV

La Pantera Blanca era la superiora de las religiosas Las Mercedarias, encargadas de redimir a las presas. Su nombre verdadero: Arantxa Vélez. Tenía el hábito blanco pero el alma negra; su crueldad fue la pesadilla de las reclusas durante el cautiverio y para el resto de su existencia, si sobrevivieron. La Falange consideraba a las mujeres de los rojos como enfermas contagiosas, debiles mentales, indignas de cuidar de sus hijos. El Régimen delegó en ella su custodia que ejerció con innecesaria saña.

Pulsa en la imagen para acceder al contenido.

Las religiosas Mercedarias con algunos hijos de reclusas en Saturrarán, posando para la revista franquista “Redención”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .