CAPÍTULO XIX

El pesquero Izarra, atracado en Bermeo, necesita ser reparado. Krispín lleva el motor de arranque a la zona industrial de la vecina Gernika, lugar sagrado y simbólico para todos los vascos, donde conviven en paz todas las ideologías, rojos y azules. Es día de mercado y está muy concurrido. De pronto, la Luftwafe ataca la villa con calculado esmero, haciendo ordenadas y medidas pasadas con bombas de gran capacidad destructiva, otras de acción retardada e incendiarias, y ametrallando a sus habitantes. Nunca antes se había cometido una salvajada más terrible, injusta e innecesaria.

Gernika recién bombardeada por la Luftwafe.

Quedan ocho capítulos de Saturrarán1936 (Arte activo Ediciones). Al inicio de este confinamiento se quedó en la imprenta a punto de ver la luz, mientras tanto decidimos publicarla en este formato para compartirla con los más próximos. Maria Jesús Beristain –mjberistain.com– creó en un par de días esta página y es coadministradora; la mantiene. Visitad su página, vale la pena.

El autor y los lectores agradecidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .