Entrevista en el Diario Vasco

MITXEL EZQUIAGA Sábado, 11 julio 2020, 07:43

Javier Postigo: «Quiero contar la Guerra Civil en Euskadi desde la perspectiva de la gente sencilla»

Javier Postigo: «Quiero contar la Guerra Civil en Euskadi desde la perspectiva de la gente sencilla»

Javier Postigo, asomado al litoral donostiarra / Michelena

Dos pasaitarras ‘de a pie’ y un pesquero atraviesan episodios bélicos de Irun y Donostia, la batalla de Matxitxako y el horror de Gernika en el nuevo libro del escritor donostiarr

Dice Javier Postigo que no ha querido escribir una historia de buenos o malos, ni de carceleros o prisioneros. «Mi pretensión es narrar episodios de la Guerra Civil en Euskadi desde la perspectiva de la gente sencilla, arrantzales que se ven envueltos en sucesos inesperados y luchan desde el lado que les tocó».

Postigo, «nacido en Donostia cuando terminaba la Segunda Guerra Mundial», publica ‘Saturrarán 1936’, su sexto libro. Autor de ‘A las 10 en casa’, ‘Besos de pez’ o ‘Restos de galerna’, confiesa que escribe «compulsivamente, porque soy ansioso e hiperactivo».

– Habrá quien piense: otra historia de la Guerra Civil, qué pereza.

– Puede ser. Yo he intentado contar muchos episodios clave de esos años en el País Vasco desde la perspectiva de la gente normal, personas que llevaban su vida cotidiana y se ven envueltas en hechos extraordinarios que les llevan al límite. Pero el origen está en Saturrarán.

– Sí, en un primer capítulo que provoca un largo ‘flash back’.

– La novela empieza con un chaval que en 1957 llega al seminario de Saturrarán, en Mutriku, con una vocación de cura que resultó equivocada. Aquel chaval era yo. Y ese lugar, que en la guerra fue cárcel de mujeres, se me metió en la cabeza. Muchos años después conocí a Fernando Agirre, historiador de Ondarroa, que me dio tantos datos que me vi obligado a escribir este libro. Al final podía haberse titulado ‘Alrededor de Saturrarán’ porque en ese escenario solo transcurren tres o cuatro capítulos.

– Pasaia es el otro epicentro del relato.

– Aquel Pasajes de los años 30 era apasionante: San Sebastián suponía el veraneo, pero el puerto y el entorno pasaitarra eran un próspero foco económico, con más de doscientas embarcaciones, astilleros, gente de muchos sitios y una ola reivindicativa intensa. Ahí sitúo a mis dos protagonistas, gente normal, arrantzales sin ideología a los que tocará atravesar los grandes episodios de la guerra en el País Vasco desde el principio. El momento en que los pescadores reducen al torpedero número 3, el barco que se había unido al alzamiento, es real.

«En aquella Pasaia floreciente de los años 30 todo era posible; Saturrarán era una cárcel terrible y oscura» Los escenarios

«Me sigue impresionando el caso de los ‘niños de la guerra’, vidas que se quisieron salvar y a veces quedaron truncadas» Protagonistas

– Toda la novela parece muy documentada y basada en la realidad.

– Así es. El 90% de las cosas que se cuentan son reales, sacadas de lecturas, conversaciones… Solo una pequeña parte queda para la ficción. La quema de Irun, los combates en San Sebastián, la batalla de Matxitxako, el bombardeo de Gernika o lo relativo al cinturón de hierro de Bilbao es dolorasamente real. Aunque los dos protagonistas y el Izarra, el barco pesquero que recorre la costa incensamente, son mis aportaciones.

– La batalla de Matxitxako provoca páginas emocionantes.

– La llamada Marina auxiliar de Euskadi se empleó a fondo en aquel combate desigual. Y es sabido que el capitán del Canarias, el buque de los ‘nacionales’, pidió a Franco que no condenara a muerte a los 20 supervivientes de la bou Navarra por su comportamiento heroico. Acabarían saliendo a la calle y el capitán apadrinó a sus hijos.

– Otros personajes resultan para usted especiales: los ‘niños de la guerra’.

– Aquello fue terrible. Tras los bombardeos de Gernika y Durango el Gobierno Vasco y las familias pensaron que la violencia sería indiscriminada y enviaron a sus hijos a Francia, Inglaterra o Rusia pensando que sería solo por un breve periodo de tiempo. Pero muchos no volvieron, y los que lo hicieron quedaron marcados para siempre.

– Y está la cárcel de Saturrarán marcada como un infierno.

– Lo era. Llegaban mujeres inocentes, madres con niños pequeños, y vivían hacinados y maltratados. Ahora no queda ninguna construcción. He vuelto muchas veces y siempre respiro una especie de ‘tristura’ en el ambiente. Para escribir el libro me acerqué en autocaravana para ‘oler’ todo eso. A alguno le parecerá raro, pero son manías de alguien que escribe libros…

«También hay erotismo en el libro porque la gente apura con más fuerza la vida cuando ve que la muerte asoma» sentimientos

– Los dos arrantzales viven situaciones sentimentales distintas con las mujeres. Sorprende que en esas páginas desgarradas irrumpe un capítulo de alto contenido erótico.

– Cuando se siente la muerte cerca se aprecia más el valor de la vida, y también estalla el erotismo, las ganas de aprovechar cada minuto. En la guerra se vivieron bodas relámpago y relaciones extremas, a golpe de impulso. Cuando estalla el conflicto se apaga la vida sexual, pero luego vuelve con fuerza. Se trata de apurar la vida en toda su intensidad.

– Su capítulo de agradecimientos es amplio.

– Sí, porque mucha gente me ayuda a sacar los libros adelante. Juan Velázquez me echó una mano y ha escrito el prólogo. El historiador Fernando Agirre me aportó documentación fundamental. José Ignacio Espel me contó muchísimos secretos de la pesca y del mar. María Jesús Beristain me ha ‘dejado’ sus poemas. Mi amigo Pedro Martínez me ha vuelto a hacer la maravillosa portada. Tanta gente hace posible esto… Lástima que siempre me dejo nombres a la hora de los agradecimientos. Que me perdonen los no citados.

– El libro llega en un momento social complicado.

– Sí, nos pilló la pandemia. Ahora igual la gente prefiere leer historias menos duras que la guerra, pero así son las circunstancias. Me hubiese gustado hacer una presentación, pero tendrá que esperar.

– Usted sigue escribiendo sin descanso.

– Soy ansioso y escribo sin parar. Y en el confinamiento, más. Me jubilé de mis ocupaciones profesionales y escribo con placer. Supongo que este ‘Saturrarán 1936’ tendrá continuación porque sus protagonistas tienen vida y tras la guerra pasaron muchas cosas más. Veremos. De momento quiero que la gente disfrute de esta novela.

Saturrarán 1936

Autor Javier Postigo

Estilo Novela

Editorial Arte Activo Ediciones

Páginas 250


Más sobre Saturrarán

La frontera de España a Francia por Irún cambia de sentido.

Nuestros personajes continúan bregando y se enfrentan a una Europa en llamas. La frontera que antes vió pasar una desbandada de republicanos en busca de la libertad, se desbordará en sentido contrario. Judios alemanes, belgas, franceses, civiles, militares…tratarán de cruzarla atravesando los Pirineos. Los maquis intentarán la reconquista de España y la resistence la de Francia. Paco, Krispín, Amelia, Mentxu, …y otros sorpresivos personajes, darán vida a la Historia alumbrada por la Segunda Guerra Mundial.

Habíamos pretendido publicar en esta página la novela Gafas de No Ver por capítulos. Ello implica una dedicación, un tiempo, que se necesita para continuar escribiendo la segunda parte de Saturrarán, que ya ha llegado al capítulo 18.

Por tanto, prescindimos de publicar por capítulos Gafas de No Ver, que está en formato papel, y nos dedicamos a continuar escribiendo la segunda parte de Saturrarán. Sin perjuicio de seguir colgando algún relato amable, de vez en cuando.

ÍNDICE

Hasta aquí la primera parte de Saturrarán. La pregunta que flota en todos nosotros es cuánto hay de verdad y cuánto de ficción en esta historia. Los escenarios, los hechos son ciertos en su mayoría, y tan duros como se describen. Los personajes son ficticios, pero seguro que hubo quienes tuvieron las mismas vivencias. No se llamaban Antxón, Amelia, Krispín, Locuras, Mentxu, Paco…, pero sí existieron

CAPÍTULOTÍITULO
IROSA
IIPESCADORES
IIIBAILE Y BODA
IVLA QUINTA PROVINCIA GALLEGA
VPOR TIERRA Y POR MAR
VIACCIÓN
VIITODOS PERDEDORES
VIIIADIÓS A PASAJES
IXANTXON
XRETIRADA
XIABORDAJE
XIIEXILIO
XIIIPRISIÓN PREVENTIVA
XIVCÁRCEL NACIONAL DE MUJERES
XVLA PANTERA BLANCA
XVILA MONJA SOLDADO
XVIIEL GALDAMES
XVIIIBERMEO
XIXGUERNICA
XXEL CINTURÓN DE HIERRO
XXIVALLEJO
XXIILOS NIÑOS DE LA GUERRA
XXIIILA ROCHELLE
XXIVEL ESPÍA
XXVEL BOLETÍN
XXVINUBES NEGRAS
XXVIIAMISTAD

COMPÁRTELO:

EPÍLOGO

FUE AYER

Dejar que los veranos nos invadan
frecuencias y vacíos luminosos
ceremoniosos campos de amapolas
caballos por los siglos de los montes
y el desorden natural de las nubes
bajo un misterioso cielo cegador.

Al fondo del paisaje permanece
descolorido el rojo rústico de la sangre
los nombres de la guerra y de la muerte
sin acontecimientos,
como puede sonar la verdad en un cuadro
de flores secas y muñecos ennegrecidos.

Niños de negro por las playas y escorrentías,
personajes tras la oscuridad de matorrales
y la zozobra de jóvenes madres con hijos
encarcelados tras las tapias, sin fin humano.
Paisaje de sombras, luz de la historia,
vago horizonte de roca negra, y soledad.

Las luces de la tarde amarillean
el oleaje de la vida, ¿cuántos, quiénes
dejaron allí sus platos de loza,
sus cubiertos y servilletas sobre las mesas
de metal pensando que volverían?
Pasa la luz y deja todos los restos tristes.

MJBeristain.

Pulsa en la imagen para ver el contenido

Saturrarán hoy

Mañana empezamos a colgar una nuevos capítulos de otra obra. Mientras puedes leer Relatos Amables en esta misma página

CAPÍTULO XXVII

Paco y Antxón irán al corazón del gobierno provisional de los alzados, en Burgos, para intentar ayudar a Amelia y su hijo Lucas. A su vuelta, en la Cárcel de Saturrarán tendrán una inesperada dificultad.

El General de Intencia, Evaristo, amigo de Paco. En el centro, entre el Obispo y la Superiora de la Mercedarias

Gracias a los fieles lectores por seguir cada día, cada capítulo. Está siendo una magnífica experiencia. Mañana editaremos, para terminar esta novela, el epílogo y los poemas que acompañan Saturrarán 1936.

Reitero mi especial agradecimiento a María Jesús Beristain que creó y mantiene esta página-mjberistain– , a Roberto Lastre de Arte Activo Ediciones y a Jose Mari Leclerq-comedurasdetarro.com.

A partir de mañana, y mientras dure el confinamiento, publicaremos la novela Gafas de no ver por capítulos, como hasta ahora. Es una obra erótica- festiva, más apropiada para superar estos momentos. Además, seguiremos con la sección de Relatos Amables que espero que también os guste. Ánimo

CAPÍTULO XXVI

Penúltimo capítulo:

Ocurre dentro de la Cárcel de Saturrarán, Rosa vivirá el peor día de su vida que le confinará para siempre en aquél lugar. La mar, las montañas y el cielo escucharan los lamentos de aquellas madres; todavía hoy, los mayores de Ondarroa recuerdan con escalofríos los gritos inhumanos que inundaron el valle.

Rosa, detrás Amelia con Lucas.

Saturrarán 1936

Arte Activo Ediciones

CAPÍTULO XXV

Ramón, el secretario del Gobernador Militar, lee en el Boletín la nueva política de separar a los niños de las madres rojas para evitar contagios ideológicos. Avisada Mentxu del peligro inminente de su hermana y sobrino en la Cárcel Nacional de Mujeres de Saturrarán, recurre a Antxón que se ha convertido en un próspero hombre de negocios. Idean un plan.

Frontera de Ibardín. Paco tenía amigos en ambos lados

Quedan dos capítulos más

De la novela Saturrarán 1936.

Arte Activo Ediciones

CAPÍTULO XXIV

Bilbao está sitiado y próximo a caer. Krispín decide abandonar su permanente huída hacia el oeste; deja a Locuras en el Izarra, y vuelve sobre sus pasos para trabajar en Ondarroa, próximo a Saturrarán, cerca de su mujer e hijo presos en la Cárcel Nacional. Tendrá que atravesar las líneas nacionales e intentar sortear los peligros que acechan en su recorrido.

Pulse sobre la imagen para ver su contenido

Columna de prisioneros nacionales conducidos por los gudaris en Bilbao a las líneas franquistas para evitar que sean fusilados por exaltados.

Saturrarán 1936. Arte Activo Ediciones

Quedan cuatro capítulos

CAPÍTULO XXIII

Antxón vive en La Rochelle, el mayor puerto del Atlántico, haciendo lo que mejor sabe, pescar. Una serie de circunstancias le llevarán a conocer a Paco, simpático hombre de negocios que llegará a ser su amigo y tendrá un papel determinante en su vida. Antxón descubrirá que alrededor de la guerra se mueven muchos intereses económicos y será tentado por ellos. Les affaires sont les affaires, esta frase de Paco lo justificará todo.

Paco, el hombre de negocios y nuevo amigo de Antxón.

Saturrarán 1936. Arte Activo Ediciones

CAPÍTULO XXII

Miles de críos, los niños de la guerra, son separados de sus padres y embarcados en mercantes para escapar de los horrores bélicos a distintos destinos como Inglaterra, Francia, Holanda y la URSS, en la creencia que la contienda duraría unos pocos meses. Muchos no volverían jamás. Locuras y Krispín sirven con su pesquero a la Marina de Guerra de Euskadi en un nueva función como auxiliar de práctico en el puerto de Bilbao. Krispín no soporta seguir alejándose de Amelia y Lucas, y toma una decisión drástica.

El Izarra cargado de niños llega a Bilbao desde Bermeo, donde deberan embarcar en un mercante rumbo a Europa en busca de protección

Si te interesan las guerras sufridas en San Sebastián, curiosidades y anécdotas, vete a comedurasdetarro.com una delicia

CAPÍTULO XXI

Antonio Vallejo Nájera, Director de los Servicios Psiquiátricos del Ejército Nacional, amigo personal de Franco y alumno aventajado de los nazis, trató de descubrir el gen rojo, que idiotizaba a la izquierda. Demostró la inferioridad de la mujer así como la relación inequívoca entre los rojos y la debilidad mental. Había que impedir su descendencia y, si la hubiera, separar a los niños para evitar su contagio. Partidario de regenerar la raza humana prescindiendo de esos seres rojos con desordenes psicológicos. Fue la eminencia del franquismo y fundamento de su ideología y esencia.

Pulsar sobre la imagen para ver el texto

En San Sebastián, brillante conferencia de Antonio Vallejo Nájera sobre la degeneración de la raza durante la República y el gen rojo